fbpx
Síguenos en nuestras redes

Mi Diario

Todavía no es el tiempo…

diario lauragtv

Querido Diario:

El día de ayer me puse a reflexionar y recordé todos los momentos de mi vida en los que me llegué a sentir triste o desilusionada por haber “fracasado” en el amor. Recordé cuando estaba joven e idealizaba a mi pareja “perfecta”, mis primeros noviazgos o las relaciones que llegué a tener en mi vida adulta y que simplemente no funcionaron. Me puse a pensar que a veces es importante mirar al pasado para poder comprender que “todo llega cuando tiene que llegar” (aunque suene trillado), y que me hubiera gustado que todas aquellas veces en las que sufrí y sentí que jamás iba a encontrar el amor, hubiera contemplado las cosas de una manera completamente diferente.

Tras reflexionar y reflexionar, decidí escribir este diario, no solo para ti, sino para compartirlo con todas las personas que están sufriendo por amor: Si acabas de terminar una relación, te cortaron, decidiste que no era lo mejor, o simplemente estás desilusionada o desilusionado con el amor y piensas que ese tema no es para ti… esto que escribo es para ti.

De seguro dirás “¡Ay, sí como ya te casaste me vienes a contar!”, pues te equivocas. En la misma situación que estás yo también estuve. Créeme, durante mucho tiempo me fue mal, muy mal, hasta que comprendí que estaba atrayendo únicamente a personas negativas porque yo estaba en ese mismo nivel. Recuerdo la primera vez que me rompieron el corazón. Estaba en secundaria y un chico me invitó a una fiesta de XV años, y estando en la fiesta me dijo: “No, mejor tú no” y le pidió a otra chica que fuera su novia. Llegué a mi casa destrozada y no quise salir durante 2 días. Recuerdo que me la pasé escuchando canciones de desamor, entre ellas “Ojalá” de La Firma. Nunca se me va a olvidar.

Pasaron algunas semanas y todo cambió. A mis 16 años tuve mi primer novio, con el cual pensaba que me quedaría por siempreeee. La verdad vivimos cosas increíbles, nuestras familias se hicieron amigas y decidieron que era mejor que fuéramos novios y tuviéramos una relación “seria” que andar “ve tú a saber dónde”. (OJO, LOS TIEMPOS HAN CAMBIADO MUCHOOOOOO).

La vida no me quería casada a los 18, ni a los 20 años, por lo que después de IVÁN, siguió PEPE, después corté con PEPE por venirme a vivir al D.F. y descubrí que no todo es color de rosa. Entendí que había personas que podían jugar contigo y aprendí a no caer. Durante mucho tiempo estuve soltera, me divertí mucho eso sí, salía de fiesta, viajaba con mis amigas, disfrutaba la Ciudad de México y mi nuevo trabajo, el cual tenía toda mi atención. Pero sufrí, sí. El que me gustaba no me hacía caso, al que le gustaba no me gustaba, el que me gustaba se había ido a vivir fuera, y veía a mis amigas con novio y yo solo decía: “algún día”.

Pasó el tiempo, y me refugié en el trabajo. De grabar a la casa y de la casa a grabar. Hasta que tuve un novio muy lindo con el cual viví cosas maravillosas y me llené de aprendizajes. Duramos 4 años, solo que nunca lo hice público ya que a él no le gustaban los medios de comunicación y siempre respeté su privacidad. Durante ese tiempo muchas personas pensaron que yo era la soltera eterna, pero no, estaba en una relación linda y duradera… hasta que los dos nos dimos cuenta de que teníamos un camino muy diferente. Nos dimos cuenta de que no teníamos nada en común y que el aprendizaje que habíamos tenido juntos, había sido suficiente. Con lágrimas en los ojos, nos dijimos adiós, pues era eso o quedarnos en una relación monótona y sin crecimiento. (HAY QUE TENERLOS BIEN PUESTOS PARA SABER DISTINGUIRLO).

Después de un tiempo yo me hice a la idea de que ya lo había superado, pero ese dolor nunca lo saqué, no viví el luto… preferí ocultar mi dolor y opté por “sacar un clavo con otro clavo”. ¡ERROR!, por más que pensemos que es lo correcto. Así como una cicatriz tarda en sanar, así nuestro corazón. Primero viene el golpe, después el sangrado, la inflamación y de ahí todo comienza a reestructurarse.

Finalmente me di cuenta de que la única que había estado mal, había sido yo. Es ahí cuando encontré a ENZO, un terapeuta maravilloso que me ayudó a entender tantas cosas que había en mí. Tantas programaciones que tenía, tanto dolor acumulado, pensamientos negativos, acciones. Comprendí que no podía querer a nadie, si no comenzaba por quererme a mí misma. Y durante 5 meses estuve inmersa en mi terapia, concentrada, descubriendo quién era, a qué venía, que quería y que no quería.

Hice una lista de mi hombre ideal (no perfecto, ya que no existe la perfección), contemplé 20 puntos que yo quería y que no eran negociables. Muchas veces ese es nuestro problema, queremos una pizza completa pero estamos tan necesitados que aceptamos lo que sea, y no se trata de eso. Y un día hice esa lista y dije: “Cuando sea el momento adecuado llegará”.

Pasó el tiempo y borré esos detalles de mi cabeza, sin embargo, hubo un cambio en mí, era diferente, más consciente, feliz por el simple hecho de tener vida, no necesitaba a nadie para ser feliz, disfrutaba cada momento, hasta que el día menos esperado, conocí a Nazareno. Ustedes, ya conocen la historia. Ahora somos una familia que disfrutamos de las cosas tan sencillas y banales de la vida como hacernos bromas tontas el uno al otro. Hoy en día agradezco las experiencias que tuve, ya que sin ellas no podría valorar al hombre que tengo a mi lado. Y aprendí que los tiempos de Dios son perfectos.

No tengas miedo de terminar una relación que no te gusta, que no te llena. No tengas miedo de decir basta a una relación que no te hace feliz. Recuerda que si lo haces, dejarás el espacio para aquella persona que comparta tu felicidad. Estamos tan preocupados por encontrar el amor y se nos olvida que el amor está en uno mismo. Cuando aprendas a quererte y valorarte, llegará esa persona que tanto soñaste. Así que si estás triste porque se acabó tu relación, no llores, ni estés triste… Agradece lo que aprendiste y continúa caminando… ya llegará el tiempo.

PD.1 ¡LES MANDO MUCHOS BESOS! ¡ESPERO LES HAYA GUSTADO! ÁNIMOOOOO

PD.2 NADA DE MEDIAS NARANJAS, ¡NOSOTROS SOMOS NARANJAS COMPLETAS!

PD.3 ¡¡¡VIVA EL AMOR!!!

PD.4 YA REGRESO A ESCRIBIR MÁS SEGUIDO. ¡PROMETIDO!

Publicidad

Deja tu comentario

Lo más visto

Te recomendamos